10/3/15

Divine Interview: Alvaro Vanegas


(Entrada programada, administradora buscando el sentido de la vida bajo los efectos de la valeriana, o sea que estoy en retiro espiritual).

Hola gente, ¿hace cuánto no les traía una nueva entrega de esta sección? exactamente 83 días (me puse a hacer la cuenta) lo cual es un sacrilegio. Ahora vengo a reivindicarme con una entrevista que muy amablemente el autor me contestó en tiempo récord (lo cual le agradezco enormemente).
El día de hoy les tengo una entrevista a Alvaro Vanegas, reconocido autor de E-ditorial 531, quien tiene bajo su nombre las obras 'Mal paga el diablo' (uno de los libros que actualmente está dando el tour literario por Colombia), 'No todo lo que brilla es sangre', además de diversos relatos.

Alvaro Vanegas: AV
Sabious Words: SW

SW: ¿Quién es Alvaro? Cuéntanos un poco sobre ti.
AV: Siempre será difícil hablar de sí mismo, o, en todo caso, entenderse. Me veo como un tipo buena gente casi siempre, pero come mierda cuando se lo propone. Apasionado por la literatura y el cine. Un tipo cualquiera, algo torpe e inseguro cuando de mujeres se trata, y que, además, se cree chistoso. 


SW: ¿Quién es la persona que más ha influenciado en tu vida?
AV: Mi forma de ser se la debo, por supuesto, a mis padres. Mis defectos y mis aciertos vienen de cuna. Siempre me dejaron ser libre y respetaron mis decisiones, así fueran estúpidas, y eso me convirtió en un soñador empedernido que cree que se puede vivir del arte. Por otro lado, Stephen King es el responsable de que esté escribiendo, o intentándolo, sueño con el día en que se lo pueda decir. 


SW: ¿Cómo fue tu infancia?
AV: La pasé muy bien. Mis padres, por lo menos mientras fui niño, no eran millonarios pero nos dieron a mí y a mi hermana una buena vida material además de unas fuertes bases morales. Afortunadamente las vacas flacas vinieron cuando ya no éramos unos niños, y esos tiempos de apretarse el cinturón nos enseñaron a valorar las pequeñas cosas. Hay que comer mierda, para valorar de verdad el arequipe. Aunque hubo una guía, nos empujaron siempre a forjar nuestras propias creencias. Por otro lado, tuve muchos amigos y crecí en un barrio muy seguro. Jugué de todo, hice mucho deporte, reí, lloré y aprendí. Una infancia casi perfecta, me atrevería a decir.


SW: ¿Cuál fue el libro que marcó tu vida?
AV: Han sido varios, pero voy a nombrar dos: El primero, del que ya ni siquiera recuerdo el autor, se llama “El Dragón Negro”, y fue el primer libro que leí de una sentada cuando tenía, más o menos, 12 años. Tengo aún clara la sensación de vértigo que me produjo, y que me abrió los ojos al placer tan personal y egoísta de leer un buen libro. El segundo, a los 17 o 18 años, fue “Misery” de Stephen King, terminarlo fue muy triste porque de verdad no quería que esa historia acabara. Inmediatamente supe quería ser escritor, aunque hasta muchos años después me tomé en serio. 

SW: ¿Algún autor favorito?
AV: Para mí, el más de todos, es Stephen King. Pero igual me encantan Douglas Coupland, Chuck Pahllaniuk, Ricardo Silva Romero, Peter Straub, Dean Koonts, John Saul, y otros.

SW: Coméntanos el último libro que leíste.
AV: “Dos Mujeres en Praga” de Juan José Millás. Una historia que se contradice a sí misma una y otra vez y en la que es muy difícil saber qué es realidad y qué es delirio de los personajes. A eso súmenle la prosa fluida y muy bien lograda de Millás. A la persona que me regaló el libro, (Esteban Cruz), no le gustó, pero a mí me encantó. 

SW: ¿Y qué tal la música? ¿Algún género favorito?
AV: Disfruto mucho la música, pero no tengo un género predilecto. Me encantan Calle 13, Pink, Jason Mraz, Korn y System of a Down, y desde muy pequeño Michael Jackson, entre otros. Pero también, por influencia de mi padre, me encanta la salsa, sobre todo la viejita, aunque de la más actual hay uno que otro artista que se salva. A la hora de bailar, algo que no hago muy seguido, también disfruto el Dancehall y hasta, si las cosas se dan y hay con quien, bailo uno que otro reaggetón, (o cómo se escriba). Incluso, si estoy con un grupo en la misma tónica, canto a grito herido música para planchar. Lo que no soporto es la música popular, los corridos, las rancheras y ese tipo de cosas, cada quien con su cuento, pero a mí no me cuadra. 

SW: Cuéntanos un día normal en tu vida.
AV: De lunes a viernes me despierto antes de las 5 a.m. y siempre que puedo, vengo en cicla hasta la oficina, (sí, estoy en la oficina en este momento), paso el día escribiendo y en redes sociales posteando pendejadas y manejando mi Fanpage y la de otros amigos escritores, que me escogieron como Comunity manager. A las 6 p.m. vuelvo a mi casa. A veces, por lo menos una vez a la semana, me reúno con el director de la película, o con el de la Obra de Teatro que escribí hace unos meses. Los fines de semana casi siempre los paso en casa, leyendo o viendo películas. Me encanta jugar Scrabble, Uno, mímica, Stop y cosas así; y tomarme unos rones de vez en cuando. En general soy una persona medio solitaria, bastante ñoño, aunque, hasta cierto punto, amo la soledad. 

SW: ¿Cómo y cuándo surge la decisión de dedicarte a escribir?
AV: Como ya conté, supe que quería ser escritor a los 18, después de leer Misery. Pero la decisión de dejar todo para hacerlo surgió cuando estaba trabajando en Señal Colombia. Tenía un buen trabajo, un buen sueldo y viajaba por el país conociendo gente espectacular en cada lugar. Para ese momento ya escribía cuentos y hasta me habían publicado un par de veces, pero igual el tiempo no me alcanzaba para otra cosa que no fuera ese trabajo. Por una legalización, tuve un inconveniente con una productora, (una mujer, no una empresa) y en vez de pedir cacao o volver a buscar trabajo en lo mismo, decidí ir en pos de lo que realmente me llamaba desde años atrás. No sé si tomaría de nuevo esa decisión, pero no me arrepiento ni por un segundo. 

SW: ¿Cómo ha cambiado tu vida una vez decides dedicarte a ello?
AV: En un principio cambió para mal. En resumen, pasé hambre. Pero cuando por fin logré que una editorial, (Editorial 531), me publicara una novela, las cosas, poco a poco, han ido mejorando. Ahora la gente ya piensa en mí con el rotulo de “escritor”, y eso, se los aseguro, no es fácil de lograr cuando no tienes apellidos famosos o no apareces en TV. Ahora estoy ad portas de la película basada en mi primera novela. Tengo un libro de cuentos y otra novela publicados, las siguientes dos novelas con publicación asegurada, dos obras de teatro escritas y con directores y actores de calidad dispuestos a montarlas, cientos de lectores en todo el país y en fin, no vivo la vida que sueño aún, pero hago exactamente lo que quiero y soy feliz. Aún ando en Transmilenio, tengo que pagar arriendo, y me tengo que organizar muy bien para invitar a alguien a cine sin descuadrarme, pero, repito, soy feliz y el futuro pinta muy pero muy bien. Creo que jamás había tenido el panorama tan claro. 

SW: De lejos, eres uno de los autores que más acercamiento ha tenido con la comunidad blogger/booktuber de Colombia últimamente. ¿Qué piensas de este fenómeno? ¿Cómo ha sido la experiencia? 
AV: Me encanta. Haber descubierto a esa comunidad es de lo más bonito que me ha pasado en mi corta carrera como escritor. En general, este fenómeno de Blogger y Booktuber, renueva en mí la esperanza en la humanidad. Además, me da la oportunidad de acercarme a los lectores, demostrar que soy un tipo común y corriente, lleno de miedos, frustraciones y sueños por cumplir y no esa figura tan reiterada del escritor en su pedestal, que a mí, sin ofender a nadie, me sabe a mierda.

SW: ¿Cómo es tu rutina para escribir? ¿Qué métodos usas? 
AV: No tengo una rutina, pero procuro no pasar un día sin escribir. A veces tengo episodios creativos en los que escribo 20 páginas de novela, un cuento, una reseña cinematográfica y 5 escenas de guion. Pero también hay días en los que me cuesta completar un párrafo. Infortunadamente, el segundo caso es mucho más frecuente que el primero.

Como no estudié literatura no tengo un método. En general escribo la historia que me gustaría leer, con la esperanza de que a los lectores también les guste. Siempre escribo conociendo de antemano cómo va a terminar la historia, a veces ese final cambia por el desarrollo mismo de la trama, pero no me gusta andar a ciegas.

SW: ¿Tienes algún reto ahora como autor?
AV: Muchos. Estoy haciendo mis primeros pinitos para que, algún día, me paguen, y me paguen bien, por escribir de cine. Actualmente escribo reseñas para la revista El Muro, y dentro de poco estaré en otra, ésta especializada en el séptimo arte. 

Quiero ser reconocido también por mis obras de teatro y mis guiones. Y eventualmente, dirigir mi propia película. 

Y por último está lo más importante: el reto es que mis libros, sean cada vez mejores, y que, en un futuro no tan lejano, sea un referente del terror en Colombia, y, por qué no, en el mundo. 

SW: De todos los personajes que has creado ¿Tienes alguno por el que sientas un cariño especial?
AV: Laura Rincón de “Mal Paga el Diablo”. A esa pobre mujer le tocó muy duro. Creo que es mi personaje más sufrido hasta ahora. Y claro, está Mina, la Pitbull de “No Todo lo que Brilla es Sangre” y Azul, el perro mestizo de “Lo que no te mata”, mi nueva novela. Los perros son lo mejor.

SW: ¿Cómo es el proceso de preparación para tus obras?
AV: Con cada una ha sido distinto, pero generalmente la idea me da vueltas en la cabeza por unos meses, mientras se “cocina” y toma forma. Luego, es momento de masticarla y escupirla. Al terminar un primer borrador, tengo que apartarme más o menos un mes de lo que escribí, y cuando vuelvo encuentro miles de errores, tanto ortotipográficos como de estructura, así que es momento de convertir ese escupitajo en algo que vuelva a ser comestible. En otras palabras, el lector termina consumiendo algo que salió de mi interior, tanto en sentido figurado como literal. Es un proceso mágico y muy bello, pero asqueroso. 

SW: Dictas talleres de escritura también, ¿En cuáles otras facetas relacionadas con la lectura puedes desempeñarte?
AV: He hecho unas cuantas correcciones de estilo y hasta me ofrecieron ser escritor fantasma, pero eso finalmente no prosperó. 

SW: Los libros a los que nos tienes acostumbrados son crudos, puntuales y puede que para algunos, también sean hirientes. ¿Has sufrido alguna vez de censura?
AV: Nunca, ojalá me censurara la iglesia católica y el procurador organizara una quema de mis libros, pero nada que lo logro. 

SW: Para cerrar, me encantaría que nos contaras sobre tus nuevos proyectos. ¿Qué nos traerás próximamente?
AV: Por lo pronto, en unas semanas estará listo el primer teaser de “Mal Paga el Diablo”, película que producirá La Guapa Films.. Con Collage Editores, en la Feria del Libro de Bogotá, lanzaremos, junto a Gabriela Arciniegas y Esteban Cruz, un libro de cuentos de terror llamado “13 relatos infernales”. Viene también mi primera obra de teatro, se llama “Vidas el Borde” y, si todo sale bien, estará en escenarios antes de finalizar este semestre. “Sala de Espera”, dirigida por Mateo Stivel, tal vez, salga este año. Hay un proyecto de una trilogía de terror, también con la Guapa Films, pero eso aún está muy crudo. Y, para 2016, la editorial 531, que por ahora es dueña de todas mis novelas, lanzará “Lo Que no te Mata”, mi tercera novela, que es de temática zombi. Vienen otras cosas que les iré contando, estén pendientes. 


Gracias a todos los que hayan leído esta entrevista completa, y a los que no llegaron al final, lo siento, se perdieron el agradecimiento, así es la vida.


Y con esto terminamos la entrevista. Muchísimas gracias nuevamente a Alvaro, y a todos ustedes por leer la entrevista.
¿Ya han leído a Alvaro? ¿Conocen sus obras? les comparto mis reseñas de dos de su obras: Mal paga el diablo y No todo lo que brilla es sangre.

Un beso para todos ustedes, lectores hermosos. Recuerden que por cada comentario, a Kyoko se le baja un grado la locura.

10 comentarios:

  1. Me gusta mucho tu manera de hacer entrevistas, es muy fluida n.n
    Gracias por la entrevista, abres caminos para conocer nuevos autores, uno de sus libros me llama n.n
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Muy buena entrevista. No es el tipo de literatura que me seduzca en estos momentos.
    Besos :*

    ResponderEliminar
  3. Muy buena la entrevista! No conocía al autor! Voy a ver si consigo algo de leer para leer!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Pues no lo conocía, per la entrevista me ha encantado y la temática me atrae mucho. Investigaré
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Pue sno lo conocía, muchas gracia spor la entrevista! <3

    ResponderEliminar
  6. Ya conocí a Alvaro gracias a ti y me gustó mucho el estilo del autor, espero poder tener sus obras, sobre todo la de zombis, me encantan :D

    ResponderEliminar
  7. Bueno después de leer Mal paga el diablo es genial leer esta entrevista para conocer más de él, estuvo entretenida y tanto “13 relatos infernales” como “Lo Que no te Mata” pintan bien, bueno pues el título lo hace XD :3

    ResponderEliminar
  8. Gracias por la entrevista, no conocía al autor :P

    Besitos ^^

    ResponderEliminar
  9. Tenía planeado no comentar en ésta entrada, me caes bien con toda tu locura<3

    Ya conocía a este autor, por tus reseñas y debo confesarlo, me gusto tanto una, que pedí el libro de navidad, sí, Mal paga el Diablo; lo que me cae bien de este señor es que no tiene pelos en la lengua para hablar, o eso es lo que parece.

    Espero que este descanso, y el agua de valeriana te este sentando de maravilla.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar. Recuerda que el SPAM (Links a otros sitios web) está TOTALMENTE prohibido, y las faltas de respeto también.
Por favor, cuida tu ortografía y si deseas afiliar, pídelo en la sección que corresponde.

 
Images by Freepik