14/1/19

Reseña: 'La forma del agua' de Guillermo del Toro y Daniel Kraus



Hace literalmente años que no escribía la reseña de un libro antes de sacar el comentario en mi canal o incluso en Goodreads; pero ustedes votaron por ella en instagram (@6kyoko9) como la reseña que más les urgía por leer, así que yo, con todo gusto, estoy aquí para acatar órdenes. 

Ficha Técnica

Título: La forma del agua
Autor: Guillermo del Toro y Daniel Kraus
Género: drama, romance, misterio, sobrenatural
Editorial: Ediciones Urano Colombia, Umbriel
Páginas: 380
ISBN: 9788492915996
Sinopsis: Baltimore 1962: Elisa Esposito -muda y huérfana desde niña- sobrelleva una existencia anodina como empleada de la limpieza, en horario nocturno, en el Centro de Investigación Aeroespacial Occam. De no ser por Zelda, una protectora compañera de trabajo, y por Giles, su cariñoso vecino, no sabría cómo salir adelante.
Una noche, Elisa ve algo que se supone que no tendría que haber visto, la pieza más valiosa de Occam: un hombre anfibio capturado en el Amazonas, que va a ser estudiado con propósitos militares vinculados a la Guerra Fría. La criatura resulta pavorosa y a la vez magnífica. Es capaz de comprender el lenguaje y las emociones... y Elisa se siente fascinada de un modo irremediable. A través del lenguaje de signos, ambos aprenden a comunicarse. Con el paso de los días, el afecto se transforma en amor, y la criatura se convierte en la única razón de Elisa para vivir.
Pero otras fuerzas intervienen. Richard Strickland, el obsesivo militar que capturó al ser anfibio en el Amazonas, está empeñado en diseccionarlo antes de que los rusos logren apoderarse de él. A Elisa no le queda otra opción que arriesgarlo todo para salvar al ser que ama. Con la ayuda de Zelda y Giles, trazará un plan para liberar a la criatura. Pero Strickland se huele algo y vigila sus pasos.

Opinión Personal

¿Cómo describir 'La forma del agua'? yo me atrevo a definirlo como un libro difícil en todo sentido: con una estructura difícil, personajes difíciles, trama difícil, ritmo difícil y relaciones difíciles. Mejor dicho, el libro escrito por Guillermo del Toro y Daniel Kraus es una historia difícil de digerir, pero también difícil de olvidar.

Sé que podría encontrar muchos sinónimos para explicar todo lo que expuse en el anterior párrafo, pero les juro que no encuentro otro término que se adecue mejor a lo que quiero expresar. Pero como no queremos que esta reseña sea igual de difícil de leer, voy a dejar de ser tan general con mis impresiones y mejor voy a empezar por los aspectos buenos de la historia:

- Equilibrio: perfecto. Tenemos que empezar con lo más sobresaliente de esta obra para poder entender por qué siento que vale la pena esforzarse por leerla a pesar de que sientas que vas a contra corriente con el pasar de cada página: no es fácil poner una relación amorosa mujer-anfibio/deidad/Aquaman pero con escamas/cosa rara pero masculina, etc., sin que saltemos llenos de malestar.

'La forma del agua' trata la historia de Elisa, una mujer muda que trabaja como aseadora en una especie de laboratorio norteamericano perteneciente al gobierno. Su vida pasa sin ninguna emoción especial hasta una noche en la que llevan a los laboratorios una criatura sobrenatural con el propósito de experimentar con ella. Este hombre-anfibio le produce a Elisa una mezcla de miedo y fascinación, pero al sentirse irremediablemente atraída por ella, aprenden a comunicarse a través del lenguaje de signos y es así como empiezan una extraña relación de amistad que después muta al amor. Amor que tiene que pasar muchas pruebas como los militares norteamericanos, espías rusos, hombres locos y obsesionados que creen que lo mejor que pueden hacer con la criatura es disecarla para examinarla por dentro, y un largo de obstáculos más.

Y no, no están leyendo mal. El libro a grandes rasgos sigue la historia de amor entre Elisa y la criatura; desde que comienza hasta que termina. Amor. A M O R. AMOR INTERESPECIES CON TODO LO QUE IMPLICA. Ya se pueden imaginar por dónde va la cosa...
Entonces, ¿es posible escribir sobre el romance exótico entre una mujer muda y un hombre anfibio sin que las escenas sean caricaturescas, grotescas o desagradables? la respuesta es SÍ. SÍ EN MAYÚSCULAS. Y además no se conforman con mantener la historia en perfecto equilibrio entre lo extravagante y lo delicado, sino que se atreven a tocar los límites de la tolerancia del lector con escenas subidas de tono, otras jocosas, y algunas otras bien sangrientas.

Que si bien no voy a decir que no hay escenas incómodas (especialmente la más "íntima"), pero una vez logras adaptarte al mensaje debajo del texto, garantizo que se supera sin ningún problema. Está tan bien desarrollado el idilio entre los personajes, que aunque es una relación que se sale por completo de lo convencional, nunca se llega al punto de pensar en la censura. De hecho, en un punto se torna artística.

- Los personajes: muy bien construidos. Otra de las cosas que mejor se desarrollan en este libro es la construcción de personajes, donde cada reacción, pensamiento o acción se siente no solo orgánica, sino coherente dentro de lo extravagante de las circunstancias.
Incluso la construcción de la criatura es fascinante a pesar de la poca participación e información que tenemos de ella. Y aunque todos los personajes tienen algo en común (que es parte del mensaje del libro y que en el siguiente punto vamos a tocar), todas sus intervenciones son únicas y pertinentes con las motivaciones expuestas en el transcurrir de la historia.

- El mensaje: exquisito. ¿Y si obviamos todo este romance como el eje central de la novela y nos centramos en la historia individual de cada personaje? entonces nos encontraremos con un factor común entre todos, que hace de su lucha personal toda una moraleja de vida: la búsqueda de un lugar en el mundo.
Todos los personajes son unos inadaptados, unos extraños en un mundo que no es el suyo: una mujer muda que se siente extraña y aislada por su discapacidad, un hombre que nunca volvió a ser el mismo después de la guerra, un espía fuera de su tierra natal, otra mujer discriminada por su color de piel, otro hombre separado por su orientación sexual, una criatura anfibia en un ambiente al que no pertenece... todos estos personajes son inadaptados en la constante búsqueda para encontrar el lugar al que pertenecen; nunca rindiéndose, dudando pero actuando, a veces para bien y a veces para mal, pero sin detenerse. Y aunque esta es una interpretación muy personal, para mí el mensaje es agridulce; todos tenemos que ganarnos nuestro lugar en el mundo. Infortunadamente no todos lo logran.

- Las relaciones: llamativas. De igual forma llama la atención las relaciones que se generan entre los personajes. Este aspecto es contraproducente pues se dedica mucho espacio a ello y poco a los eventos o las acciones. Funciona para entender la relación de los personajes con el mundo y sus motivaciones para tomar las decisiones que toman en cada interacción, y es muy interesante ver que la mayoría de las relaciones en este libro son extremas: o se dan por amor o se dan por odio.

- El antagonista: inolvidable. Richard es el desequilibrado que tenemos por antagonista; un rival tan monstruoso pero tan humano al mismo tiempo, que ocupa con peso y presencia el papel de némesis del Deus Brânquia. Para ser sincera no quiero hablar más sobre él porque no quiero dar más detalles que puedan arruinar la historia, pero solo diré que hace rato un villano no me producía tanto revuelto en el estómago.

- La originalidad: brillante. Historias de amor hay muchas y en todos lo formatos existentes. Siempre se ha concebido 'el amor' como uno de los principales motores que mueven a la humanidad, y encontrar historias que aporten perspectivas nuevas o situaciones originales en estos tiempos es algo merecedor de aplausos. Acá tenemos una historia de amor romántico, sí, pero también tenemos una historia de amor por un amigo, de amor por tu prójimo, de amor por lo desconocido, de amor por el dolor ajeno, de amor por la vida y la muerte, de amor por ti mismo... Amor, amor amor. Amor puro de todo tipo y en toda forma alrededor de unos cuantos desdichados que se mueven en un cuadro lo más de original.

Y ahora lo negativo:

- Ritmo: lento. El principal problema de este libro es que sientes que no avanzas. No sirve de nada tener una historia original y una construcción de personajes estupenda si pierdes el rumbo con una narrativa adornada, confusa y carente de "estilo" (ya hablaré de esto más adelante). Al tener tantos narradores diferentes, escenarios complicados y metáforas forzadas, pues el ritmo falla y sientes que no estás frente a un libro de solo 380 páginas, sino a uno de 3800; una experiencia infumable hasta bien avanzada la historia. Y ciertamente esto mejora mucho después, pero su desafortunado comienzo hace que quieras salir corriendo desde la página 20.

- Relleno: eterno. Es una pena que 'La forma del agua' pierda precisamente su "forma" entre tanto relleno que la inunda. Yo quiero pensar que tanta descripción gratuita es porque para alguien como Guillermo del Toro, un director de cine muy reconocido por su puesta visual, es dificil tratar de plasmar todo lo que él quiere en un formato NO audiovisual. El punto es que una película nunca podrá tener el mismo sentido que un libro y viceversa, y en este libro esa lucha entre los dos formatos es demasiado evidente. Detalles excesivos en aspectos que pueden resumirse perfectamente sin perder el significado (como los infinitos adjetivos que se emplean para hablar de una Cadillac y que fácilmente puedes saltar), la historia de Lainie que es de apoyo pero se describe casi como si fuera la principal, la lucha interna repetitiva del antagonista, metáforas rebuscadas sobre el Amazonas, etc. Tantas cosas, tantos detalles, tanto relleno... Que al final no nos quedamos con un libro enfocado, sino con un libro "árbol de navidad": tan adornado que no sabes para donde mirar.

- Edición: preocupante Desde que leí 'Eleanor & Park' por allá en el 2014-2015, no encontraba un libro con tantos errores en edición. Palabras mal escritas, otras repetidas, nombres cambiados (a veces confundían a Richard con Robert), letras descachadas por ahí, etc. Teniendo unas ilustraciones tan preciosas y una cubierta tan bien hecha, es una pena que el contenido no le haga justicia. Y ojo, que los errores de edición son más comúnes de lo que creemos, pero en este caso tenemos tantos errores en todo el libro, que no solo te distraen, sino que también hace inevitable preguntarse si la traducción del libro tendrá la misma calidad.

- Estilo: indefinido. Decidí tocar este punto de último no porque sea poco importante, si no porque sé que me va a ser complicado explicarme. Cuando hablo de estilo, y de la carencia en este, me refiero a algo más de "personalidad" de la narrativa que a la "pulcritud" de la redacción.
El libro está bien escrito; tiene grandes frases, amplio vocabulario y redacción intachable... pero le falta un "estilo" propio que evoque una historia épica y no un informe (a menos que esa sea la intención). Por ejemplo: un libro escrito por Benjamín Alire Sáenz, George R. R. Martin, hasta un libro escrito por la mismísima Anna Todd (que todos saben no es nada de mi gusto) se reconoce a mil metros de distancia. Tienen un "estilo" propio que se vislumbra con solo leer 3 párrafos. Una identidad que obvio se logra después de un buen tiempo tanto para el escritor como para el lector, pero incluso desde los primeros libros uno puede vislumbrar algo de este estilo así sea en pequeñas dosis. Es decir, no necesité leer 10 libros de Hanya Yanagihara para reconocer que su estilo rodea el espectro de los sentimientos incluso entre las escenas de más acción. Tampoco necesité leer 20 libros de Erin Morgenstern para notar que su estilo se centra en la fantasía de los escenarios (lo mismo pasa con Mathias Malzieu); porque no es necesario que el autor tenga 40 libros publicados para identificar detalles sobre su estilo de escritura, ni mucho menos es necesario que el autor tenga ya rasgos de su estilo personal desde el libro uno... pero cuando un lector logra notar que a ese libro le falta ese "algo" para apropiarse de él, es porque la ausencia es grande y pesa. 

En conclusión, sigo afirmando que la palabra "difícil" es la que mejor le aplica a 'La forma del agua'.
Es una historia original, bien construida, con personajes memorables y que ofrece una experiencia encontrada entre el interés y el tedio. Que pretende mucho en narración pero se queda corta en ritmo, y que por el otro lado parece pretender poco en personajes pero logra mucho en interacción. Leerlo es como subir una montaña en bicicleta: un largo y duro camino con un satisfactorio final.
4/5 

¿Ya lo leyeron? ¿Qué les pareció? ¿Vieron su película?

28/8/18

RESEÑAS RÁPIDAS: 'Cuando me veas', 'El único e incomparable Iván', 'Yo fui esclava'


¡Uy! ¡hace siglos no les traía una edición de 'Reseñas rápidas' a este blog!
Pues miren, a este punto excusarme sería un descaro así que más bien les prometo que voy a ser un poco más activa por el blog, especialmente porque tengo más de 30 reseñas atrasadas y quiero sacarles una cada 15 días. Vamos a ver hasta cuándo me llega la voluntad. 

Si esta es la primera vez que lees esta sección, acá vas a encontrar tres mini-reseñas en una sola publicación. Normalmente los libros que salen en estas entradas son aquellos cuyas opiniones no son tan extensas como para dedicarles una entrada entera.
En los libros de hoy tenemos mero poder femenino presente, todos los libros de esta entrada están escritos por mujeres.

Cuando me veas

Título: Cuando me veas
Autor: Laura Gallego
Género: Juvenil, fantasía urbana
Editorial: Editorial Planeta: Destino
Sinopsis: Desde hace unas semanas corren rumores acerca de extraños sucesos que no tienen explicación. Algunos alumnos afirman haber sido atacados por una fuerza invisible; otros aseguran que han visto objetos moviéndose solos por el aire o que han sentido una extraña presencia acechándolos por los pasillos.
¿A qué nos enfrentamos exactamente? En la redacción de Voces hemos recogido teorías para todos los gustos, pero la explicación paranormal es la que tiene más aceptación. Al fin y al cabo, todos recordamos la historia del tristemente célebre «chico de la azotea»…
Así pues, ¿hay un fantasma en el instituto? Si es así, ¿quién es y qué intenciones tiene? No lo sabemos aún, pero puede que no tardemos mucho en averiguarlo.


Opinión personal: ¿Les ha pasado que hay libros que en un principio no sabes si te gustaron, no te gustaron, si son recomendables o no? Bueno, este definitivamente es uno de ellos. Es la primera vez (y no sé si Laura gallego tenga más libros de este estilo) que leo a la autora en una novela de fantasía urbana, y la verdad es que se desenvolvió mucho mejor de lo que esperaba.

Nos encontramos con una historia original, con personajes orgánicos cuya evolución está bien construida y es coherente (excepto la amiga de Valentina, ella es un cliché con patas), un libro con un mensaje claro, bonito y valiente: el matoneo no es normal y NO DEBES CALLARLO.
Creo que de las cosas que más me gustaron del libro es el correcto uso de la palabra 'matoneo'. Estoy en constante conflicto con el mundo con el uso actual del término 'bullying'. Para mí la palabra 'bullying' está increíblemente "prostituida", mal usada y quemada. Ese pésimo uso le quita todo peso y sentido... Pero afortunadamente la autora no solo usa muy bien la palabra en el libro, si no que se atreve a dar una solución para neutralizarla (así sea basada en un súper poder de cómic). Es una invitación a ser valientes, dar un paso y con nuestros propios medios decir: '¡Ey! esto no está bien...'.

Los puntos de giro y el drama están en dosis adecuadas, junto con un estilo de escritura fresco y limpio, todo esto haría de este libro un gran ejemplo de literatura juvenil de calidad... si no fuera por el increíble sesgo racista que inconscientemente (quiero pensar que es así) la autora plantea en contra de los latinos.
Atención al detalle. TODOS, y no estoy exagerando, LITERALMENTE TODOS los delincuentes, bandidos, pandilleros, borrachos, abusivos, violadores etc., que salen en este libro, SON LATINOS. Casi que le faltó poner que toda la escoria de la sociedad española tiene sangre latina. Para darles un ejemplo de lo notorio de este asunto, incluso la mamá de la protagonista (que actúa como una retrógrada y casi que arruina la vida de su hija) es latina. De hecho es colombiana... Todos los personajes que tienen alguna conducta tóxica, son latinos o tienen sangre latina. Es indignante. 

Hay un dicho popular que dice: "Lo que hizo con la mano lo borró con el codo". Bueno, eso es exactamente lo que hizo Laura Gallego; nos expone una gran mensaje en contra del matoneo, pero luego va y dice que toda la basura tiene sangre latina. Muy "inspirador" de su parte...
En fin, ese sesgo que mencioné y el epílogo que arruina por completo el final impactante y real de la historia, hundieron una gran parte de mi experiencia con la lectura. Un desperdicio pues pudo ser mucho pero se quedo en ni fu ni fa.


El único e incomparable Iván 

Título: El único e incomparable Iván
Autor: Katherine Applegate
Género: Juvenil infantil, ficción
Editorial: Editorial Océano: Gran Travesía
Sinopsis: Iván es un poderoso pero tranquilo gorila que vive en el centro comercial Gran Circo. Allí se ha acostumbrado a los humanos que lo observan a través de las paredes de cristal de su jaula, y rara vez echa de menos su vida en la selva. De hecho, casi nunca piensa en ello, Iván prefiere ver la televisión y charlar con sus amigos: Stella, una anciana elefante, y Bob, un perro callejero. Lo que más le gusta a Iván es pintar, captar en sus cuadros el sabor de un mango o el sonido de las hojas de los árboles. Pero el día que llega Ruby, una elefantita bebé que fue separada de su familia, todo cambia, e Iván comienza a ver su hogar y sus cuadros de una forma distinta.
Katherine Applegate combina humor, ternura e ingenio para crear la inolvidable voz de Iván en esta historia de amistad, arte y esperanza.

Opinión personal: si hay un libro perfecto para exponer lo mejor y lo peor del ser humano al mismo tiempo, tiene que ser este. Un libro encantador a la par de cruel, especialmente si se tiene en cuenta que esta historia está "basada" en hechos reales. Acompañada de diálogos increíbles, un ritmo narrativo perfecto, un lenguaje más que adecuado, pequeñas ilustraciones que nutren la parte emotiva de la historia y una edición impecable, es imposible no enamorarse y estremecerse de principio a fin con todas las aventuras de Iván y sus amigos.

Increíblemente la autora consigue crear la voz de un gorila (con un pensamiento muy humano, sí hay que admitir) creíble y para nada ridícula. Estoy consciente de que Iván es un gorila y que aunque somos de especies "hermanas", tenemos problemáticas muy diferentes... Pero de alguna forma Katherine Applegate logra que sientas empatía por las penas de este animalito y sus amigos. PUEDO SENTIR SU DOLOR Y ENTENDERLO. E incluso creo que el libro está casi diseñado como una prueba para tu corazón y tu capacidad de sentir el dolor ajeno así sea casi imposible relacionarte con él. Y es a través de Iván, el gorila, que podemos recibir el mensaje principal de libro: no hay peor peste para el planeta que los seres humanos, aquellos que dañan solo por tener el poder para hacerlo.

Una de las cosas más destacables (además de la creación de personajes) es el tono de la historia; no es empalagoso, no es cruel, no está suavizado pero tampoco es en extremo gráfico. La autora solo se limita a exponer una situación y lo que se haga con dicha información ya es trabajo de cada lector. ¿Qué hice yo con ella? preguntarme si soy parte del problema y si puedo hacer algo para aportar a una solución. Reflexionar sobre quién es la bestia... ¿Los animales que sobreviven por instinto o los humanos que viven para invadir?
Es uno de esos pocos libros de los cuales no se me ocurre nada negativo que decir. Solo les recomiendo disfrutar la experiencia, pero también les advierto que este libro no te dejará indiferente. Recomendadísimo.

Yo fui esclava

Título: Yo fui esclava, memorias de una chica oculta
Autor: Shyima Hall (Lysa Wysocky)
Género: No ficción, autobiografía, drama
Editorial: Ediciones Urano: V&R editorias
Sinopsis: Cuando somos pequeños, las emociones de nuestras experiencias son las que más nos impactan, y crecen con nosotros. Un niño puede no recordar los detalles de una pesadilla, pero la sensación de terror que genera el sueño puede durar toda su vida. Así es como la autora recuerda el día en que fue vendida como esclava. El sen­timiento de abandono es tan real hoy como cuando ocurrió, cuando ella tenía tan solo ocho años. De un día para el otro, le robaron su niñez, su vida, su libertad y su dignidad. Y nunca dejó de preguntarse por qué.
Esta es una historia real, narrada directamente por una víctima de la esclavitud en pleno siglo XXI.



Opinión personal: Cuando te paras a pensar que una historia de esclavitud en pleno siglo XX no es tan descabellada como tu sentido común lo dicta, lo pelos se te ponen de punta. Eso es lo que encontrarás aquí... La historia de una pequeña niña que es vendida como esclava a los ocho años y todas las pruebas que tuvo que enfrentar a partir de ese momento.

Una de las razones por las que nunca hice una reseña extensa sobre este libro fue porque nunca tuve el corazón para hacerlo. ¿Qué podría decir ante semejante historia de vida? ¿Con qué cara alguien se atrevería a juzgar las experiencias de otra persona especialmente cuando tiene tal trasfondo? ¿No sería demasiado ególatra de mi parte ponerme de juez? Tardé mucho tiempo en darme cuenta que la cuestión de equilibrio para poder hablarles de esta historia radica en la forma y no en el contenido.
Y eso es lo que encontrarán acá; no pienso hablarles de la historia como tal. De si es aburrida o de si tiene suficiente drama, etc. Quiero hablarles de cómo está escrito y la forma en que las autoras decidieron transmitir esta historia.

El libro está escrito en primera persona y se nos deja claro desde un principio que es una autobiografía que no será fácil de leer. Nos habla de contextos, situaciones y conductas que en pleno siglo XX uno ya cree obsoletas, pero que se siguen dando y afectando muchas vidas a un grado de crueldad y deshumanización impresionante que creo que a ninguno de nosotros le ha tocado vivir.
Lo mejor de la narrativa es que más allá de querer generar lástima, la autora solo quiere exponer, ilustrarnos una problemática que sigue pasando por increíble que parezca. Todo este bosquejo está hecho con un lenguaje sencillo pero detallado, incluso demasiado detallado, por lo que la autora tiende a repetirse una y otra vez en un mismo tema.
Ese sería el único "pero" de este libro. El ritmo es una de sus grandes fallas pues la autora tiende a  tocar un mismo tema una y otra vez, se va por las ramas, da una rotonda y vuelve a tocar el tema que nosotros como lectores ya dábamos por superado. Una problema que afecta la extensión del libro y su forma de procesar la experiencia, pues puede hacerse abrumadora. Si leer sobre una tortura psicológica es duro (muchas veces también física), ahora imaginen estar leyendo sobre la misma situación 5 minutos sin parar. Doloroso ¿no?

De resto, este libro es necesario. Es necesario para recordar por qué merecemos llamarnos humanos y por qué necesitamos tener los ojos abiertos ante estas situaciones. Porque así sea con nombres diferentes (trata de blancas, prostitución, trabajos forzados, etc.) la esclavitud en nuestra época sigue existiendo, y tal vez ni tan lejos de nuestra casa. Sin ánimos de spoilear a nadie, una llamada fue la salvadora en esta novela, una llamada nuestra no sabemos a quién pueda salvar. 
Y hay que hacer la acotación sobre cómo este libro no está diseñado para "disfrutar"; si no para "aprender". Si hay lecturas obligatorias en los colegios, considero que 'Yo fui esclava' es una lectura obligatoria para la vida. 

¿Los han leído? ¿Les llama la atención alguno?



14/3/18

Reseña: La niña alemana de Armando Lucas Correa



Sí, sí, lo sé. No tengo ningún tipo de excusa para dejar tan abandonadas las reseñas. Pero ya saben lo que dicen por ahí: más vale tarde que nunca...

Ficha Técnica

Título: La niña alemana
Autor: Lucas Armando Correa
Género: ficción histórica, drama
Editorial: Penguin Random House
Páginas: 448 páginas
ISBN: 9788466660
Sinopsis: Inspirada en un hecho poco conocido: la negativa de Cuba y otros países a recibir a los judíos que huían de la Alemania nazi a bordo del transatlántico St. Louis. Finalmente, solo a unos pocos se les permitió desembarcar.
Antes de que todo cambiara, la vida de Hannah Rosenthal era de ensueño. Pero ahora, en 1939, las calles de Berlín están embanderadas de estandartes nazis, su familia ha sido desposeída de sus bienes y los judíos ya no son bienvenidos en los lugares que antaño frecuentaban. Hannah y Leo Martin, su mejor amigo, sellan un pacto: pase lo que pase, ambos compartirán un mismo futuro.

La próxima partida del transatlántico St. Louis con rumbo a Cuba les proporcionará una chispa de esperanza. Tras una ardua gestión para obtener visados, los Rosenthal y los Martin se embarcan en la lujosa nave con destino a La Habana. La vida a bordo del St. Louis se asemeja a unas vacaciones surrealistas para esos refugiados, pero los rumores inquietantes desde Cuba no tardan en ensombrecer el ambiente festivo, y la nave que prometía ser su salvación parece a punto de convertirse en su sentencia de muerte. Hannah y Leo se ven enfrentados a una decisión desgarradora...

Siete décadas después, en la ciudad de Nueva York, el día que cumple doce años, Anna Rosen recibe un paquete de Hannah, una tía abuela a la que nunca conoció pero que crio a su difunto padre. En un intento de reconstruir el misterioso pasado de su padre, Anna y su madre viajan a La Habana para reunirse con la anciana. Hannah les relatará el viaje en el St. Louis, les hablará de sus años en la isla y revelará, por primera vez, el modo en el que ella y Leo cumplieron con el solemne pacto que sellaron.

Opinión Personal

¿Cómo empezar la reseña de un libro del que quieres decir mucho pero al mismo tiempo sientes que ya lo has dicho todo? Bueno, me tomaré este párrafo para agregarles algunos datos antes de empezar formalmente con mi opinión:
1- Este libro lo compré porque Juliana Zapata y yo tenemos un amor en común, libros sobre la Segunda Guerra Mundial. Fue (creo) su lectura favorita del año pasado y me contagió su pasión.
2- Gran parte de su lectura la realicé en mi viaje a Cuba; fue toda una experiencia porque este libro se desarrolla, en gran parte, en ese país.
3- Fue de las mejores compras que realicé en el 2017.

Bienvenidos, una vez más, a una historia llena de sentimiento, magia y esperanza; donde lo mejor y lo peor de la humanidad protagonizan un libro conmovedor y magistral. Una lectura que te ayuda a recordar los errores de nuestra historia para que no volvamos a repetirlos. 'La niña alemana' es un libro deslumbrante y revelador.

Antes de empezar quiero recordarles que esta novela está basada en hechos reales, y que eso influye MUCHO en mi experiencia a través de la lectura.

Dejando esto dicho, vamos con lo mejor del libro:

- Narración: Rica. Nuestra historia está dividida en dos perspectivas narrativas y temporales. Primero tenemos a Hanna, una niña que tiene que huir de Berlin, junto a su familia y amigos, una vez empieza la persecución contra los judíos en 1939. Por otro lado está Anna, una niña que vive en Nueva York, décadas después, quien tiene que lidiar con una madre mentalmente afectada y un padre ausente. A pesar de haber vivido en épocas distintas, ambas están estrechamente relacionadas por la pérdida, la sangre y el legado de un pueblo. Y eso es lo maravilloso del libro, ver cómo poco a poco sus narraciones se van entrelazando al igual que sus historias. Cómo a pesar de nunca haber hablado, nunca haber coincidido y no haber sabido nada una de la otra, el lector es capaz de ir descubriendo todo lo que tienen en común gracias a los capítulos narrados por cada una.
Como el libro está narrado desde el punto de vista de ambas, puedes conocer sus motivaciones, sus penas, sus alegrías... un cúmulo de historias y emociones que enriquecen sus narraciones de principio a fin. La magia de este libro radica, en gran parte, en la narración desde dos perspectivas diferentes.

- Tono: sutil. Desde un principio sabemos que este tipo de historias nunca serán fáciles y que tendrán altas dosis de tragedia. Esta no es la excepción. Hanna tiene que huir de su hogar, ver cómo sus vecinos la repudian, cómo sus esperanzas de tener un futuro con su mejor amigo y primer amor, Leo, se desvanecen poco a poco, cómo su mamá se va transformando y su padre enloqueciendo... Ver cómo el mundo, pero en especial Cuba, el país que puede ser su única esperanza, los rechaza.
Anna, por otro lado tiene una historia menos trágica pero no por ello menos importante. Ha perdido su infancia; tiene que valerse por sí misma a sus escasos once años, pues la salud mental de su madre se ha ido deteriorando después de la desaparición de su padre.
Y muchas tragedias más... una tras otra, Pero a pesar de ello, el libro está escrito en un tono delicado que no invita a la lástima, si no a la reflexión. No es un libro que esté apelando a tus sentimientos o que esté escrito para que llores y sientas pena por todos. NO, el autor parece solo querer contar una historia en homenaje a muchas otras que no se podrán contar jamás. Un episodio que claramente conmueve a los lectores, pero no glorifica los personajes.


- Ritmo: vertiginoso. Su lenguaje sencillo y estilo cuidado permite una lectura ágil y orgánica. Los capítulos siguen uno tras otro sin parar; narrando el pasado de Hanna y el presente de Anna. Un ritmo rápido y trepidante que permite al lector adentrarse en la lectura sin ningún problema. Debo admitir que al principio me costó un poco sumergirme en la trama (especialmente con los capítulos de Anna), pero después de haber alcanzado el 20% del libro, los capítulos se pasan más rápido y mejor. Es, de hecho, un arma de doble filo... De esto ya hablaremos más adelante.


- Leo: entrañable. Permítanme les hablo de Leo, el primer amor de Hanna, un personaje tan importante como efímero. Leo es un pequeño de la edad de Hanna, hijo de un amigo de la familia, que intenta huir también a Cuba junto con su padre. Es jovial, gracioso, heroico, y ama a Hanna por sobretodo. Sus interacciones con ella son de las cosas más lindas, reales y conmovedoras del libro, pero al mismo tiempo más duras. No es fácil describir lo que produce este personaje porque es una mezcla entre amor y angustia; y creo que esa es la razón por la que Leo se robó toda mi atención. Es hermoso ver su devoción y pasión, pero al mismo tiempo es angustiante su radical posición  y forma de ver la vida; te arruga el corazón ver cómo un niño le tocó madurar a la fuerza porque una guerra lo obligó. Su presencia es tan fuerte, que incluso al ser un personaje que no está "presencialmente" en todo el libro, su nombre nunca salió de mi cabeza. Leo es tan memorable que se convirtió en una constante incógnita en toda la historia.

- Hanna: brillante. Esta protagonista presenta una de las mejores evoluciones de personajes que yo haya leído. El personaje está muy bien escrito; es real, creíble, único. Es un deleite ver cómo Hanna pasa de ser una niña consentida, a enfrentar una realidad, a revelarse, a sumirse, a quebrarse, para después reconstruirse y seguir una lucha que ella no debió vivir pero que alguien decidió que por su sangre debía sufrir. Su historia es la más interesante y por la que quieres devorar página tras página. Una absoluta maravilla construida por el autor.

Esta foto la tomé en una playa de Cuba
- Documentación: asombrosa. Y hablando de maravillas hechas por el autor... Su trabajo de investigación es simplemente soberbio. Lucas Armando Correa es un autor que le apostó a escribir sobre un tema del cual no se suele leer mucho en las novelas ambientadas en la Segunda Guerra Mundial, el "antes" de la guerra. Gran parte de este libro se desarrolla ahí, en esos años antes y en aquellos que alcanzaron a huir previo estallara la guerra propiamente. En los países que los recibieron y en lo que tuvieron que hacer los judíos para que los recibieran. En cómo Cuba los rechazó una y otra vez, en cómo una parte del mundo volteó los ojos mientras ellos se morían de hambre en un barco en medio del mar esperando que el Caribe se apiadara de ellos. Una mancha real en la historia de Cuba (y del mundo) en la que Armando decidió basarse para retratar, con conocimiento y soltura, el destino de aquellos.

- Final: sobrecogedor ¡Oh, amigos! el final de este libro es precioso pero desgarrador. Depende mucho de cómo lo interpretes pues te invita a seguir, pero al mismo tiempo te advierte lo difícil del camino. No quiero alargarme mucho en este punto porque no quiero predisponer a nadie, pero cuando lean este libro solo quiero que recuerden que la vida es dolorosamente hermosa.

Ahora, vamos con lo no "negativo":

- Anna: forzada. Aunque sí es una genialidad el narrar esta historia a dos voces, le queda muy difícil  a Anna "competir" frente a una historia y un personaje como Hanna. Anna es un personaje que no genera la suficiente empatía como para que te preocupes de su historia, ni la de su madre y casi que la de su padre tampoco a pesar de que es un punto crucial en el libro. El problema es que carece de construcción y se siente como la excusa para que Hanna cuente su historia, que es la que verdaderamente te mueve. Anna gana valor cuando interactúa con Hanna, pero por sí sola es un personaje que no termina de encajar, pesado y sin mayor gracia.

- Ritmo: demasiado vertiginoso. Esta es la parte donde les aclaro la razón por la cuál afirmé que su ritmo ágil es un arma de doble filo... Y es que ciertamente su ritmo permite una lectura rápida y armoniosa, pero el bombeo constante de situaciones, giros y tragedias no cesa nunca. No hay un tempo adecuado para asimilar lo que se lee ni menos para reflexionar sobre ello. Absolutamente todo lo que cuenta Hanna merece un momento para pensarse y procesarse, especialmente cuando todo tiende a tocar fibras sensibles, pero acá ese momento es casi inexistente y le toca al lector tomarse la tarea de pausar la lectura antes de toparse con una nueva desgracia más.


- El factor 'x': inexistente. Cuando terminé este libro pude entender por qué todo el mundo lo amó, pero nunca pude entender del todo por qué a mí no me gustó tanto como para darle 5 estrellas cerradas. Sí, es un libro maravilloso y una lectura que recomiendo casi a ojo cerrado, pero a mí no me marcó tanto como esperé que lo hiciera. 
Me conmovió, me movió fibras internas, viví momentos con él (especialmente cuando leía el libro en Cuba, frente al mismo mar donde había estado hace muchos años el transatlántico de Hanna) y reconozco que tiene mucho que ofrecer, pero para mí simplemente le falto ese "algo" para que se me marcara con fuego en el corazón. Ese factor "x", esa chispa que me generara más empatía con los personajes, un "no sé qué que qué sé yo" que no me dejara olvidar ni un solo detalle sobre la historia de Hanna o la vida de Anna... Ahora que lo pienso bien, puede ser que suceden tantas cosas sin cesar, que las más trágicas pierden impacto ante una misma fórmula que se repite: una vida en tragedia constante hasta el final.

En conclusión, 'La niña alemana' es un libro maravilloso y necesario. Una lectura que recomiendo a absolutamente todo el mundo pues posee la capacidad de retratar lo maravilloso de la vida y lo condenados que estamos por lo que hemos hecho con ella. El autor nos regala un "homenaje" a esos centenares de pasajeros que esperaron día y noche, en el transatlántico St. Louis, una carta que les diera permiso de reiniciar su vida muy lejos de su hogar, de un país que los expulsó por tener una sangre que alguien decidió condenar.

4,5/5

¿Qué fue lo que más me gusto? Leo y Hanna. Tanto en conjunto como por separado son maravillosos.
¿Vale la pena leerlo? sí, es una deuda que tenemos con la humanidad.
¿Te gustará? Sí. Estoy casi segura que sí.

Espero que le den una oportunidad a este libro, realmente fue una sorpresa para mí. A pesar que no esté entre mis favoritos, sí debo decir que es una lectura de calidad recomendable a casi todo el mundo.
¿Ya lo leyeron? ¿Qué les pareció?

 
Images by Freepik